Persiguen a usuarios de criptomonedas que no declaran ganancias en este país de Europa


La Dirección General Antifraude Fiscal (ANAF) de Rumanía, que forma parte de los 27 países de la Unión Europea, ha ordenado la revisión de los datos de los usuarios de criptomonedas y mineros de bitcoin que no reportan sus ganancias, ni pagan impuestos.

Los inspectores fiscales del organismo rumano están reportando que los usuarios de criptomonedas que habitan en el país no han declarado casi 50 millones de euros (USD 52 millones) de las ganancias obtenidas, durante el período de 2016 a 2021. Esto, como resultado de sus operaciones en varias plataformas descentralizadas y en exchanges como Binance, KuCoin, Maiar, BitMart, FTX y otros.

En un comunicado emitido recientemente, la ANAF informa que sus fiscales comenzaron a verificar los ingresos derivados por los comerciantes locales de criptomonedas. Hasta ahora han examinado a 63 inversionistas de bitcoin y otros criptoactivos, quienes no notificaron al organismo las ganancias obtenidas tras operar con 131 millones de euros.

Por lo tanto, se establecieron impuestos adicionales por un monto total de 2 millones de euros para aquellos que no informaron correctamente sus ganancias, detalla el organismo en su sitio web oficial.

En ese sentido, los inspectores de fraude fiscal continuarán verificando los ingresos de actividades específicas, como la minería de bitcoin, el trading de criptomonedas, así como la compra y venta de tokens no fungibles (NFT). La idea es garantizar una mayor recaudación de impuestos, como informa en su comunicado.

Trader con tablet mirando gráficos.
Los usuarios de criptomonedas que no reportan sus ganancias en Rumanía serán sancionados. Fuente: Kaspars Grinvalds
/ adobe.stock.com.

El departamento antifraude de la ANAF ha recomendado a todos los rumanos que acostumbran realizar o planean operaciones con criptomonedas, que se aseguren de informar sus ingresos para cubrir sus obligaciones fiscales con el Estado.

El Banco Central de Europa advertirá a los países que tomen decisiones aisladas

En la actualidad, la industria de las criptomonedas está regulada en Europa por las medidas y leyes que establezca cada uno de los 27 países que conforman a la Unión Europea.

No obstante, este ecosistema tendrá que adaptarse a cambios profundos, debido a que el esperado Reglamento sobre los Mercados de Criptoactivos, mejor conocido como Ley MiCA, fue pactado bajo un acuerdo «político provisional» la semana pasada.

Se espera que las reglas entren en vigor en el 2024, incluyendo a la nueva regulación de transferencia de fondos, o TFR. Esta obliga a los exchanges y a otros proveedores de servicios de criptomonedas a proporcionar información de identificación de usuarios, sobre todas sus transacciones de activos digitales, aun cuando usen carteras digitales de auto custodia.

Ante las decisiones que puedan tomar los países de la eurozona, de manera aislada, existe la posibilidad de que el Banco Central de Europa envíe una severa advertencia sobre los peligros de que los reguladores nacionales puedan adelantarse a la ley MiCA.

Como está previsto, hasta ahora, el reglamento para el mercado de las criptomonedas de Europa se convertirá en ley en 2023, y su implementación completa está planificada durante los siguientes 18 meses.

Ernest Urtasun, eurodiputado y ponente de TFR que estuvo presente en el debate que se dio recientemente en el Parlamento, dijo que el reglamento de las transferencias con criptomonedas y la Ley MiCA, tienen procesos entrelazados.

Agregó que «la Unión Europea está tratando de implementar sus fallos sobre criptomonedas de una sola vez», lo que significa que ciertas definiciones utilizadas en el TFR no son aplicables hasta que MiCA entre en vigor, tal como informó Bloomberg.



Source link

Leave a Reply