Mineros en pérdidas y posible espiral negativa para bitcoin: consecuencias del caso FTX


Publicidad

La quiebra de FTX, que era el tercer exchange de criptomonedas más grande del mundo, repercute sobre el mercado de bitcoin y activos digitales. La caída de los precios ha terminado por dilapidar la poca rentabilidad que aún generaba la minería. Esto podría ocasionar una espiral negativa de ventas de BTC provenientes de las reservas de mineros. 

Desde que el caso FTX salió a la luz a inicios de noviembre, bitcoin tuvo un retroceso desde los USD 21.000 hasta la zona de los USD 16.000. Fue una caída de más del 23%.  

En junio de 2022, CriptoNoticias hizo seguimiento al riesgo de una posible «espiral negativa» en el precio de bitcoin, impulsado por la caída de los tokens Terra USD y LUNA. Se explicó cómo bitcoin se acercaba peligrosamente al coste de producción, sobre los USD 19.000 en aquel entonces. De caer por debajo de ese precio, dejaría rentabilidades negativas a los mineros, desembocando en posibles ventas masivas.  

La espiral negativa se refiere a la situación hipotética en la que los mineros, dentro del desespero por la caída de precios, comienzan a vender sus BTC en pérdidas. Esto, a su vez, hace caer aún más el precio del activo, y así se estimulan más ventas.  

Publicidad

Ahora, 5 meses después y por motivos diferentes a la caída de Terra y LUNA, el precio de cada bitcoin finalmente ha bajado del umbral del coste de producción, según las gráficas mostradas por Glassnode.  

Allí se observa que los mineros, en general, desde el 10 de noviembre, están minando con rentabilidades negativas.

El modelo de regresión de dificultad de Glassnode muestra un valor aproximado del coste de producción de 1 BTC según la dificultad de minado actual. Fuente: Glassnode.

Mineros de Bitcoin presionados a vender

Esta situación sobre el precio de bitcoin tiene repercusiones directas sobre las reservas de los mineros. Las métricas on-chain muestran que ya han comenzado a vender parte de sus BTC en reservas para cubrir costes operativos de las granjas de minería.  

En los últimos meses las reservas de Bitcoin de los mineros han tenido picos de alzas y bajas, mostrando las fuertes presiones de venta. Fuente: TradingView.

En el gráfico anterior se ve cómo caen las reservas de BTC de todos los pools de minería:

Publicidad

Referido Binance Paises

Según contabiliza el gráfico de firma IntoTheBlock, en la plataforma TradingView, los mineros han vendido más de 300 mil BTC de sus reservas, solo a principio de noviembre. Entre los meses de octubre y noviembre, las reservas de BTC de los mineros ha tocado su punto más bajo. Según este indicador, los mineros tienen cerca de 1,9 millones de bitcoins en reservas.  

También, un indicador que sigue la presión de venta (es decir, refleja la cantidad de bitcoins que los mineros venden, sobre la cantidad bitcoin minados) demuestra que están vendiendo 3 veces más de lo producido, luego de implosión del exchange FTX.

En los últimos 3 días, la presión de venta de los mineros ha crecido un 394%, apuntando a que cada vez son más las reservas de BTC que salen al mercado. Fuente: TradingView.

Charles Edwards, fundador de Capriole Investments, empresa desarrolladora del indicador de presión de venta de los mineros, considera que la situación actual es un «baño de sangre». Él comentó que «si el precio [de bitcoin] no sube pronto, veremos muchos mineros de Bitcoin fuera del negocio».  

Menos rentabilidad, pero más mineros en la red

A este mercado bajista, se le suma también la caída del hashprice, el cual es la rentabilidad de 1 TH/s (hashrate expresado en terahashes por segundo) en un día.

El hashprice al momento de la redacción ronda los USD 0,058. Está en su punto más bajo desde octubre. La bajada de este valor no solo está relacionada con la caída en el precio de bitcoin. También influye el hecho de que el hashrate de la red ha estado en aumento durante todo 2022, marcando máximos históricos en días recientes.  

Hashprice de Bitcoin entre octubre y noviembre. Fuente: Hashrate Index.

Con más mineros conectándose a la red, significa que es «más difícil» minar bitcoins. Esto se debe a los ajustes de dificultad, métrica que, al momento de esta redacción, se haya en máximo histórico. Tal situación repercute directamente en la rentabilidad de los mineros. Más dificultad significa menos rentabilidad.  

Equipos de minería como los S19 j pro, que ofrecen 104 TH/s, y con costes sobre los USD 3.000, están presentando rentabilidades negativas (tomando en cuenta el coste eléctrico sobre los USD 0,12 kWh, el cual es el promedio en el estado de Texas, Estados Unidos).

El hashrate de Bitcoin marcó un máximo histórico sobre los 331 EH/s. Fuente: CoinWarz.

Desde mayo del presente año, el hashrate ha crecido un 40%. La caída de los precios con en el caso FTX, parece no haber tenido repercusiones dentro de la cantidad de mineros.  

Según ha reportado este medio, los mineros parecen haber desarrollado sus propias estrategias de supervivencia, que les permite mantenerse atrincherados en medio de la caída de precios. Algunos, por ejemplo, siguen minando y holdeando BTC a la espera de obtener rentabilidad en un próximo ciclo alcista de BTC. De todos modos, como aquí se señala son muchos los que no pueden resistir y terminan vendiendo. 

Otra de las estrategias ha sido instalar granjas mineras en países con suministro eléctrico económico, como es el caso de Argentina. En Argentina, el promedio del coste eléctrico ronda los USD 0,02 kWh, 5 veces menos que el promedio en Estados Unidos.  

Paraguay también se ha estado presentando como una opción «barata» para los mineros, que buscan esa «tierra prometida» para la minería de criptomonedas.   

Habrá que esperar para ver cómo concluye esta historia y qué empresas de minería de Bitcoin logran mantenerse a flote hasta que termine el presente criptoinvierno.





Source link

Leave a Reply